martes, 16 de diciembre de 2008

Mi patria en mis zapatos....

En estos días de zapatitos, zapatones y sobretodo zapatazos quiero compartir con vosotros otro de mis rituales o frikismos. Corría el año 2001 cuando visité a mi amiga Maite que se acababa de afincar en Londres. Fueron 4 días de deambular por esa inmensa ciudad, street arriba, street abajo, de Chelsea a The Parliament Houses, de Greenwich a Chinatown, de Campden a Brixton.... Al final los zapatos dijeron adios y allí se quedaron... en una papelera. Aquel gesto, sin importancia alguna y del cual no existe ningún testimonio gráfico me hizo reflexionar y desde entonces lo he repetido en numerosas ocasiones, en los lugares más diversos, pero sobretodo en aquellos que guardan para mí una importancia especial. Algunos lo definirán como un acto de guarrería pero para mí es un tributo al camino, al viajero, al paisaje. Además, siempre he pensado que habrá quien sepa reciclarlo....
Playa de los Cocos, Santa Lucía, Camagüey, Cuba
Ushuaia, Patagonia, Argentina, Fin del Mundo

Nordkapp, Noruega, Círculo Polar Ártico

Abu Simbel, Egipto

Chupaderos, Durango, Tierra de Alacranes, México

Pas d'Es Trucadors, Ses Salines, Formentera, Illes Balears

Ya lo dijo el poeta.... 'Caminante no hay camino, se hace camino al andar'

8 comentarios:

Anónimo dijo...

joderrrrrrrrr chema eres un puto freake pero de los buenos.......jajaja no sabía yo de esto del os zapatos¡¡¡ jajaja.....muy curiosa idea de plasmar los lugares visitados¡¡

Jose

Anónimo dijo...

...es mas, cada zapato de ellos, size 46, pesa de lo lindo hasta que son abandonados....doy fe de ello...y que asi siga.

Totón dijo...

Ja, ja ja cómo mola Txema !!! te falta tirar un par enfrente de tu casa, como esos que los enganchan a los cables de la luz de los cordones... así cuando te asomes al balcón haces "camino al andar".
Por aquí por lo Madriles, hay calles plagadas de zapatos colgando, yo flipo... ahí le has dado primo !!!

Armando dijo...

Cuenta la leyenda que, eso de colgar las zapatillas de los cables de la luz en las calles, es un ritual pandillero, de cuando un miembro mata a alguien por primera vez.
Se da sobre todo en "el panchiterio" (latin kings, ñetas, ddp's...)
B&B

Armando dijo...

Cuenta la leyenda que, eso de colgar las zapatillas de los cables de la luz en las calles, es un ritual pandillero, de cuando un miembro mata a alguien por primera vez.
Se da sobre todo en "el panchiterio" (latin kings, ñetas, ddp's...)
B&B

JOAQUIN dijo...

Hola brother....
Por lo que se, en Chupaderos dejaste zapatos, reguero de aceite de motor de carro y parte de tu cuenta corriente.....jajajaja.
A proposito, Chupaderos segun el libro "Leyendas antiguas de Durango" gentil regalo de mi estimada suegra, se llama asi por ser el sitio en el que los carreteros hacian la primera parada en el camino para "chupar" (o sea fumar, dejemos nuestras mentes lubricas de lado!!!).
Y pensando en el tema, hay gente que no deja nada en el camino, otra que deja huella y el resto o sea tú, que deja huella y zapatos...
En Ciudad Juarez no hay cable sin unos tenis colgando.....sera por que les sobran tenis o pandilleros???
Petons i et desitjo milers de parells de sabates abandonades mes...

Anónimo dijo...

Armando q grande es el panchitisme¡¡¡¡¡¡¡

Jose

Anónimo dijo...

Si señor a la vida hay que ponerle poesía. No porque le falte sino porque nos sienta bien. Al que la hace y al que la admira. Cuantos actos poeticos de estos mas tienes guardados para sorprendernos.

Pd: a ver si fuieste tu el que inspiró la idea a alguno en londres de colgar las "bambas".

Buscandopoesiaviva68