lunes, 9 de noviembre de 2009

EL Muro, los muros y la pared

Hace 20 años cayo un muro, el Muro, y seguramente yo (aprendiz de publicista/periodista), además de estar en ese momento dando cabezazos/cascazos en ese nuevo deporte llamado Futbol Americano que consumía mis noches (y aún sigue haciéndolo aunque con menos dedicación), no le di la importancia que se merecía al momento. 10 años después, o sea, hace 10, me estampé por la carretera N-340, a la altura de Sta Magdalena de Pulpis, al intentar esquivar un perro que se me apareció en medio de la noche y en medio de la vía. Todo eso pasó un 9 de noviembre, festividad de la Almudena, al igual que el evento que hoy conmemora todo el mundo. La Fiesta de la Libertad esa que se han inventado en Berlín para celebrar que hace 20 años cayó el muro, por un lado me alegra porque a partir de aquel día unas familias, una ciudad, un pueblo y algo más volvían a estar unidos después de 28 años de absurda, inexplicable e injusta separación.
Por otro lado, me parece superhipócrita que esos mandatarios que hoy se reúnen, abrazan, celebran y 'chupan las pollas' (perdón por la expresión) clamando al cielo sus ansias de libertad, son los mismos que permiten en este siglo XXI el levantamiento y existencia de otros tantos muros, barreras separadoras, que impiden la libre circulación de palestinos por Cisjordania, el paso fronterizo de mexicanos a los Estados Unidos (ya lo decían Los Tigres del Norte: "Ya me gritaron mil veces que me regrese a mi tierra, porque aquí no quepo yo. Quiero recordarle al gringo: Yo no crucé la frontera, la frontera me cruzó. América nació libre, el hombre la dividió"), o más cerca de nosotros, los que separan al pueblo saharaui o los que impiden el acceso libre a nuestras Ceuta y Melilla, entre otros ejemplos.
Mientras nos empeñemos en separar más que en aunar esfuerzos siempre nos quedarán motivos para seguir luchando, soñando y escuchando canciones como 'The Wall' aunque servidor, más castizo, siempre prefirió aquello que cantaba el inimitable e inigualable Bambino, con su desgarrada voz: "Ahí está la pared que separa tu vida y la mía, ahí está la pared que no deja que nos acerquemos. Esa maldita pared yo la voy, yo la voy a romper cualquier día, ya lo verás mi querer tú volveras ese día" Olé!!!. Hoy más que nunca: Salud y Libertad!!

3 comentarios:

Lluís Colt dijo...

Justament eixa cançó de Bambino li van dedicar "al periodista P.M." el divendres per la nit en "Los Faroles"

Anónimo dijo...

esperemos que los futuros politicos que estuvieron en berlin no se comporten como los que estuvieron, o dicen que estuvieron, en paris, el mayo del68
joan albert

AuROraZa dijo...

Salud y libertad Txema!!

Gracias.
Amen.