miércoles, 20 de febrero de 2013

Están clavadas 1000 cruces (2)


Siguen los días de despedidas en el curro, que parece un cementerio por los ánimos y por los recordatorios en paredes y muros. Detrás de cada nombre hay un profesional que echan de su trabajo y una familia.










Esto va acabar mal, cada vez es más inviable el día a día por un ERE injusto y además planificado como el culo. Pero ellos se lo han buscado y se lo encontrarán.

1 comentario:

Sebas dijo...

Tremendo, conozco a alguno que ha sufrido este último ere, mi propio tio trabaja allí desde hace años (en seguridad) aguantando protestantes y lo que venga (cumpliendo su trabajo vaya). Estamos en un momento difícil, campo abonado para aprovechados, limpiezas y excesos.... En realidad se debería aprovechar la situación para reinventarse en positivo, y que cada uno asuma su parte de responsabilidad y arrime el hombro (y no digo que no se haga, la culpa siempre es de mala gestión y llenabolsillos), ánimo muchachos!